Piernas Ligeras y Saludables


Bio Calm

Nuestro Gel descongestivo y refrescante
para tener unas piernas ligeras y saludables.

Las piernas cansadas, los tobillos hinchados, la sensación de pesadez
y el hormigueo o dolor en las piernas se producen cuando,
por dificultades en la circulación, se acumula líquido en los tejidos.
¿Cómo y por qué se produce este fenómeno y qué podemos hacer para poder aliviarlas?

 

Las causas
Nuestro sistema circulatorio funciona en sentido doble: la sangre oxigenada por el corazón baja, irrigando todos los órganos a través de las arterias y regresa a su origen a través de las venas.
Nuestras venas tienen un sistema de pequeñísimas “compuertas” (denominadas válvulas) que van “empujando” la sangre hacia arriba.
Cuando esas válvulas son débiles (por genética) o están debilitadas (por exceso de peso, por ejemplo), el retorno venoso se vuelve dificultoso. Esto produceuna acumulación de líquido alrededor de las venas. Y la presión que ese líquido ejerce sobre las venas es lo que provoca los síntomas de las piernas cansadas.
Los síntomas
Los tres síntomas clásicos de las piernas cansadas, son el hormigueo (o dolor, según el grado), la sensación de pesadez y un engrosamiento  y sequedad de la piel.
Solemos notar las piernas cansadas especialmente hacia el final del día, pero puede llegar un momento en el que hasta nos levantemos con estos síntomas.
Los factores que agravan la situación
El exceso de peso, una alimentación rica en sodio, el estar mucho tiempo de pie, la ropa ajustada o los tacos altos y/o un bajo consumo de líquidos, e incluso el paso de los años, son los principales agravantes de este cuadro.
 
NUESTRA PROPUESTA
Necesitamos productos bien pensados que contengan activos capaces de aliviar los tres grandes síntomas (mejorar la circulación, drenar los líquidos acumulados y suavizar la piel).
Nuestro nuevo GEL PARA PIERNAS CANSADAS es un producto pensado y diseñado para aliviar todos los síntomas que producen las piernas cansadas.
Ligero y agradable, contiene todos los activos necesarios para que sentirse bien todos los días sea, además, placentero.
Su formulación mejora la circulación, drena los líquidos acumulados, mejora el aspecto de la piel y otorga alivio inmediato.
 
NUESTROS ACTIVOS
CASTAÑO DE INDIAS:Previene la acumulación de líquidos ya que mejora la circulación.
ARNICA: Favorece el drenaje de líquidos.
MENTOL Y MENTA PIPERITA: Aportan sensación de frescura y alivio.
CENTELLA ASIATICA: Contribuye a evitar la formación de tejido adiposo que puede agravar el cuadro.
GINGKO BILOBA y CALENDULA: Mejoran notablemente la suavidad de la piel.

Recomendamos utilizarlo por la mañana para prevenir la acumulación de líquidos durante el día y por la noche para aliviar los síntomas que pudieran aparecer.
 
SUGERENCIAS PARA ALIVIAR LOS SÍNTOMAS DE PESADEZ
Las piernas no deberían ser un motivo para que dejemos de disfrutar de momentos especiales en nuestra vida.
Cuidarlas por dentro y por fuera es la mejor decisión que podemos tomar, todos los días.
Internamente, necesitamos mantener un peso saludable, regular el consumo de sal, utilizar ropa ligera y calzado confortable y tomar, al menos, un litro y medio de agua por día.
A continuación te sugerimos además algunos ejercicios y posturas para ayudarlas aún más: 
  • Un ejercicio sencillo que se puede realizar en cualquier ámbito es el siguiente: en posición erguida y con la espalda bien recta, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, ponete en puntas de pie intentado no perder el equilibrio, y retorná a tu posición inicial. Podés repetirlo tantas veces como puedas. Cuando finalices, y para elongar los músculos, elevá ligeramente la pierna izquierda y girá el pie, haciendo círculos, primero hacia un lado y, luego, hacia el otro. Lo mismo con la pierna derecha.
  • La bicicleta es un gran aliado para sensación de pesadez. Si no contás con una, podés replicar el movimiento en casa: estirado sobre una esterilla o colchoneta, y con la espalda bien apoyada contra el suelo, en una postura que no sea forzada, elevá las piernas y movelas como si estuvieses pedaleando. Unos quince minutos al día son más que beneficiosos. 
  • Luego de cualquier ejercicio, no olvides la elongación, la cual ayudará a que la sangre fluya y a evitar una rigidez que haría que los síntomas empeoren. Por ejemplo, de pie, intentá llegar con las manos al suelo, sin flexionar las rodillas. Sentirás cómo se estiran los músculos de la parte inferior de las piernas. Intentá mantener la postura unos treinta segundos.
  • El agua de mar minimiza los efectos de las piernas cansadas, ya que el movimiento natural de las olas sobre las piernas ayudan a activar la circulación. Caminar por la orilla, con el nivel de agua hasta las rodillas, también ayuda a mejorar la circulación, por el esfuerzo que realizan las piernas contra el agua y la arena para desplazarse.
Catálogo Biogreen 2da. Edición