Cuidemos nuestro planeta

 

5 de Junio
Día Mundial del Medio Ambiente

El Día Mundial del Medio Ambiente es una herramienta por la cual la Organización de Naciones Unidas (ONU) sensibiliza a la población mundial en relación a temas ambientales, motivando a las instituciones y  a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo. En las comunidades, este cambio de actitud juega un papel fundamental, fomentando la cooperación para que el medio ambiente sea sostenible, ya que éste garantizará que todos podamos disfrutar de un futuro más próspero y seguro.

 
El Día Mundial del Medio ambiente es TU DÍA, el día en el que podés actuar por el planeta, de tal forma que la suma de todas las acciones individuales generen un gran impacto positivo. ¡Empezando por tu lugar o tu comunidad es más que suficiente!
Este 2014, y bajo el lema “Alzá tu voz, no el nivel del mar”, este Día girará en torno a los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, relacionando este tema con el cambio climático. 
¿Cómo lo vas a celebrar vos? Cada acción cuenta. La UNEP (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en sus siglas en inglés) te da la posibilidad de dar a conocer la actividad que realices en pos de una vida sostenible y próspera para todos los habitantes del planeta.  Por lo tanto, podés organizar campañas de limpieza, ir caminando o en bicicleta al trabajo, plantar árboles, poner en marcha alguna campaña de reciclaje en las redes sociales... Cada acción cuenta y cuando éstas se multiplican, su impacto se convierte en una enorme fuerza.
 
 
Ingresando a: http://www.unep.org/spanish/wed/take-action/Register/, registrás tu actividad por pequeña que sea, y ya estás colaborando con los Estados insulares. Para ello, te ayudamos brindándote algunas ideas y tips, para que los puedas hacer, o compartir:

Misión Tierra:
Hacé compost

El compost consiste en reciclar tus propios residuos disminuyendo la huella de carbono y creando un abono natural. La ventaja es que no es necesario que dispongas de un gran jardín para realizarlo: podés comprar composteras y tenerlas en tu balcón, en el lavadero o incluso en la ventana de la cocina. Además, reducís al 50% los residuos que tirás, y ofrece un dulce aroma en el ambiente en que lo tengas.
La clave está en ir colocando los residuos en capas (como si estuvieras preparando una lasaña), las cuales se van a dividir en dos tipos: por un lado, una capa va a contener todos los restos de comida cocida, restos de frutas y verduras, cáscara de huevos, el pan duro, yerba, saquitos de té y café, servilletas de papel, pelos de tu mascota, pasto y flores. La siguiente capa va a estar integrada por fósforos usados, restos del sacapuntas, cartón y papel de diario triturado, hojas secas, podas del jardín. Es importante que todos los ingredientes estén triturados lo más que puedas porque entonces el proceso se realiza más rápido.
Para evitar los malos olores es necesario que le aportes oxígenos cada tanto, es decir, que lo vayas revolviendo y que siempre la capa que corresponde al segundo grupo sea la superior. 

Misión Agua:
Cuidá cada gota de tu casa

Creando estos pequeños hábitos en el uso diario de tu grupo familiar vas a poder aportar tu cuidado al medio ambiente por medio del uso consciente del agua.
  • En el baño, optá por los grifos monocomandos que son más eficientes en el uso de agua.
  • Siempre es mejor una ducha que un baño de inmersión y, al momento del jabón una buena opción es cerrar la ducha para no desperdiciar tanto agua. Lo mismo al lavarse los dientes o afeitarse, ¡¡y así estarás ahorrando más de 15 litros de agua!!
  • Mientras esperás que salga el agua caliente, poné un balde y utilizá ese agua para regar las plantas más tarde. 
  • Uno de los artefactos del hogar que más agua consume es el inodoro, hasta 16 litros por descarga. Te recomendamos sustituirlo por los inodoros ecológicos de doble descarga; si no podés, introducí  dos botellas llenas de agua en el depósito, ¡lo que reducirá hasta 4 litros cada vez que lo uses!
  • Controlá  que todas las canillas estén bien cerradas y las tuberías en buenas condiciones. De esta forma, ahorrás un promedio de 170 litros por mes. ¡¡Una canilla que gotea consume hasta 30 litros diarios!!
  • Debajo de cada maceta, colocá un plato para mantener la tierra húmeda por más tiempo.
  • En la cocina de tu casa, no utilices el lavaplatos y el lavarropas hasta que no estén llenos. Si lavás los platos en forma tradicional, utilizá el tapón; de esta forma, ¡podés ahorrar hasta 80 litros de agua por vez!
  • Descongelá los alimentos varias horas dentro de la heladera en lugar de hacerlo con el chorro de agua en la pileta de la cocina.
  • Cuando lavás las frutas y verduras, andá abriendo y cerrando la canilla en lugar de dejarla correr. 
  • Usá poco agua para cocinar las verduras, y de paso conservás más el sabor y el valor nutritivo de las mismas.
  • Tratá de lavar tu auto sólo con un balde ya que de este modo ¡¡ahorrás hasta 300 litros en cada lavado!!

Misión Energía:
Optá por el Carpooling

La movida del carpooling surgió en Estados Unidos y ya se lleva a cabo en varios países del mundo. Consiste en compartir el auto con gente de tu barrio que maneje los mismos horarios y destinos que vos, de esta manera reducís la emisión de CO2, se reducen las nubes de smog y ruido, reducís el consumo de combustibles y además el beneficio extra de no tener que manejar todos los días y el ahorro de plata en tu presupuesto diario. 
Si te animás, hay aplicaciones en Facebook como https://apps.facebook.com/carpoolear/ que te permiten conocer qué viajes podés compartir con otras personas que coincidan en los mismos destinos. Además, podés crear tu propio viaje, y convocar vos a gente para que te acompañe. Es otra forma de conocer también gente nueva. El carpooling es una buena alternativa para las vacaciones o los fines de semana largos cuando muchísima gente va en auto a la costa o las sierras. 
Si tenés cuenta en Twitter, podés seguir a @carpoolear para enterarte minuto a minuto los viajes que se van publicando.
Por último, para bajar el consumo de energía en tu casa, no dejes encendidas las luces que no usás, reducí el uso de calefactores, central y tené presente el uso innecesario de electrodomésticos, como por ejemplo, no dejes enchufada la cafetera si te vas de casa y no la vas a usar hasta que regreses.
Catálogo Biogreen 2da. Edición